DISCURSO EN HONOR A LA FUERZA DE LA RAZÓN






“Tenemos por maestro a quien ha remediado nuestra ignorancia con su saber, a quien ha formado nuestro gusto o despertado nuestro juicio, a quien nos ha introducido en nuestra propia vida intelectual, a quien – en suma– debemos todo, parte o algo de nuestra formación y de nuestra información; a quien ha sido mayor que nosotros y ha hecho de su superioridad ejemplaridad; a alguien de quien nos hemos nutrido y sin cuyo alimento u operación no seríamos quien somos. Alguien, en fin, cuya obra somos en alguna medida”
DIONISIO RIDRUEJO, HABLANDO DE ORTEGA Y GASSET. 1955
Hace ocho años me propuse estudiar una carrera profesional pero este propósito sólo fue posible tres (3) años después de haber concluido mis estudios de bachillerato en la Institución Educativa Pérez y Aldana de mi ciudad natal, Purificación, la tierra que me vio nacer un 29 de noviembre de 1984. Durante esos tres años dediqué gran parte de mi tiempo a la lectura, la escritura, al estudio con el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y al trabajo, pero nunca dejé de soñar con hacer mi sueño realidad de ser Profesional, por eso desde mi llegada a esta ciudad me esforcé día y noche para con este gran reto que afronté en la Universidad del Tolima.

Ahora que mi sueño se ha hecho realidad celebro con nostalgia y al mismo tiempo con satisfacción, porque sé que muchos de nosotros, nos esperan caminos diferentes, a unos la escuela, a otros el colegio, y en el mejor de los casos la universidad que nos formó, pero sé que aunque traseguen por caminos diferentes nunca dejarán de estar haciendo lo que siempre quisieron.

Aún así reconozco que el esfuerzo que todos nosotros hicimos para estar hoy aquí graduándonos fue muy grande, y más el de aquellas personas que no siendo de esta hermosa ciudad musical de Colombia lucharon al máximo para ser lo que siempre quisieron ser, así como yo que nunca decliné ante la adversidad, recuerdo la cirugía de alto riesgo que me practicaron y que por poco frustra mis sueños y acaba con las esperanzas de mi familia de albergar un futuro mejor, situación que igual afecta la salud de mi señora madre quien viviendo mi dolor termina siendo hospitalizada en una usi como consecuencia de un infarto que descubre a tiempo el doctor Salazar.

Sin embargo, siempre me mantuve optimista con la ayuda de nuestro señor Jesucristo, quien en los momentos de oscuridad permitió que me fortaleciera y por supuesto con el apoyo constante de mis padres Ananías Rodríguez y Rooseveltlia Gutiérrez, mi hermano Luis Aroldo Rodríguez Gutiérrez, mi novia Ana Yivi Rojas y mis amigas Claudia Lara, Tania Valentina López Rivera, Julieth Mancera, Alexandra Rojas Velázquez, Beyanid Yossa Loaiza, Jineth Marcela Sánchez, y mis amigos Carlos Andrés Torres Díaz, José Crispín Guerra, Pedro Alexander Rodríguez, Isauro Yoscua, Sergio Rafael Vuelvas, Ricardo Guzmán, el cura párroco de mi Iglesia el Carmen de Purificación Jorge Eliécer Florián Campos, el padre Fernando Aguirre, Jesús Barcenas, Alcides Ignacio Obando, Héctor Galeano, Edgar Adolfo Vargas, Víctor Sánchez Riveros, Germán Molina, Edgar Varón Oviedo, María Victoria León, Emilio Sánchez Céspedes y muchas otras personas, logré superar todos los obstáculos para sobreponerme de las necesidades, lo cual tampoco no hubiera sido posible sin el apoyo de mi familia, que desde la distancia me ayudaban constantemente y me animaban para que encontrara en mi deseo de ser el mejor, la excelencia.

Por tal razón, siempre me esforcé por conseguir no sólo esta meta sino grandes satisfacciones que con el paso de los días se fueron presentando y que hoy con todo el respeto que ustedes me merecen y sin el ánimo de ser inmodesto me permito citar y que considero hacen honor al slogan de la facultad de Ciencias de la educación “Lideramos la formación de seres integrales y educadores permanentes”


• Logré ser el único estudiante de Licenciatura en Lengua Castellana que contó con un espacio para publicar sus columnas de opinión en la sesión de jóvenes al día del periódico tolimense El Nuevo Día.

• Soy uno de los pocos estudiantes que hasta la fecha me siguen publicando mis análisis críticos literarios en la sección de Facetas del mencionado periódico y a quien algunos medios impresos y digitales como el Periódico Pregón del Sur, el Periódico el Informativo, el Boletín Entérate de la Facultad de Educación, Boletín Virtual de la Universidad del Tolima, Universia, Centro Virtual del Ministerio de Educación Nacional, Revista Cultural de Colombia y América Latina Libros & Letras, Revista Cronopio, Revista Gaceta Literaria de Argentina y la Red Internacional de Género y Solidaridad (RIGyS) con sede en Brasil, Revista de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la Universidad Nacional Autónoma de México han hecho posible la publicación de algunos textos de mi autoría como ensayos literarios, reseñas críticas, reseñas literarias, estudios literarios, artículos literarios, estudios académicos, artículos académicos, entrevistas, poemas, entre otros.

• El único estudiante que durante toda la carrera de Licenciatura en Lengua Castellana estuvo becado, y uno de los pocos que en toda la historia de la carrera universitaria consigue culminar sus estudios con uno de los promedios más altos.

• El único estudiante del Programa de Licenciatura en Lengua Castellana que participó activamente en la construcción de la imagen de esta universidad en relación al Proyecto de Alma Mater de la Red de Universidades Públicas del Eje Cafetero.

• Fui uno de los pocos estudiantes del programa que durante un período de dos años comprendidos desde 2009 hasta 2010 me desempeñé como monitor.

• Llegué a ser uno de los pocos que logró en el año 2009 ser primer finalista en el Concurso Nacional de Poesía Festival de los Ocobos.

• El primer estudiante de la carrera de Licenciatura en Lengua Castellana que gana un Premio Nacional de Poesía Festival de los Ocobos 2010 y el único purificense que en 357 años de haber sido fundado el municipio de Purificación consigue para el honor de mi tierra este destacable logro en el plano de la literatura.

• El primero que no siendo de esta ciudad es convocado en dos ocasiones durante los años 2007 y 2009 para participar en el Encuentro Nacional de Poesía Ibagué en Flor.

•Logré ser jurado calificador en los concursos de Declamación de Poesía en el año 2008 y en el de Purificación Cuenta en el año 2009, todos estos llevados a cabo en mi ciudad natal.

• Conferencista invitado por la Institución Educativa Palacio Rudas para ofrecer una conferencia sobre “El alma de la escritura” en el marco de la celebración del día del Idioma, llevado a cabo en el año 2010.

• Uno de los pocos a quien la Universidad delegó durante el año 2010 para ser Evaluador del 4to. Concurso Nacional de Cuento RCN y Ministerio de Educación Nacional en Homenaje al escritor José Eustaquio Palacios.

• El único estudiante del Programa de Licenciatura en Lengua Castellana que se hace acreedor de una beca internacional en la benemérita Universidad de Puebla en México por el alto rendimiento académico y desempeño logrado durante toda la carrera, la cual me fue concedida por el señor Rector Jesús Ramón Rivera Bulla en octubre de 2010, a quien agradezco enormemente por su gestión, la cual no acepté, debido a ciertos quebrantos de salud de mis padres. Por esa razón me acogeré a una Beca aquí en Colombia para poder adelantar estudios de Maestría en Educación en la Universidad del Tolima según lo dispuesto en el capítulo tercero “De los incentivos académicos y el trabajo remunerado de los estudiantes” del acuerdo 006 del 96 contemplado en el Estatuto Estudiantil en su artículo 25 literal e.

• Integré la mesa de jurados calificadores para la vinculación de nuevos catedráticos del Programa de Licenciatura en Lengua Castellana de la Universidad del Tolima a la que por regla general se puede acceder.

• El único que siendo estudiante de Licenciatura en Lengua Castellana gana una convocatoria realizada por la Editorial Lord Byron de Madrid, España para ser incluido en el Libro Antología de la Nueva Poesía Hispanoamericana, Libro que dentro de poco se lanzará aquí en Colombia con el apoyo de la Agencia Cultural del Banco de la República y la Universidad del Tolima.

• Y ahora distinguido por la Universidad del Tolima con las más altas distinciones que puede concederle a un estudiante como es el Grado de Honor Máximo, y el de Excelencia Académica, reconocimientos que quiero dedicar al Obispo Abraham Escudero Montoya, quien en vida depositó todo su carisma en los más necesitados y brindó todo su apoyo y respaldo. Dichos reconocimientos de aquí en adelante apreciaré muchísimo, así como he apreciado otros reconocimientos como el de Mejor Bachiller de la promoción 2002, Mejor Estudiante en la Modalidad Comercial, y la declaración que hiciera en el año 2005 el Periódico Tolima 7 días al reconocerme como uno de los Personajes del Tolima al lado del brillante escritor tolimense William Ospina y del científico Manuel Elkin Patarroyo, entre otros, la placa recibida durante mi homenaje en mi tierra natal Purificación – Tolima por mis aportes a la cultura y a las letras del departamento en el marco de la celebración de la Semana Cultural llevado a cabo en el mes de octubre del 2010

Todos estos logros señalados anteriormente hoy dan fe de la historia que logré construir en esta ciudad siendo estudiante de Licenciatura en Lengua Castellana de la Universidad del Tolima.

Por eso creo que ante los logros conseguidos pude demostrarle a los incrédulos que sí se podía, aún cuando ellos se convirtieran en obstáculos para mí, y a pesar de esto siempre me sostuve pensando que cuando uno quiere ser debe no sólo vencer éstos sino vencerse así mismo con sus miedos, temores y dificultades para poder llenarse de valor y muchas ganas, aunque no niego que detrás de cada uno de los logros alcanzados hay una dosis de sufrimiento, porque ante la preocupación de no contar con lo necesario se necesitaba tener mucho coraje más del que puede tener aquel que nace en cuna de oro o ha gozado de todas las comodidades para cumplir con todas las metas propuestas.

Así mismo, reconozco que me debo a todos aquellos maestros y maestras de primaria del Colegio San José y de secundaria de la Institución Educativa Pérez y Aldana de mi Purificación de mi alma y hermosa Villa de las Palmas, quienes hicieron posible que lograra adquirir un desarrollo cognitivo bastante considerable, esto fue lo que quizás me permitió que de inmediato muchos maestros y maestras de la Universidad del Tolima me reconocieran no sólo por mis capacidades sino por mi esfuerzo por sobresalir demostrando que con dedicación al estudio, el aprecio por las clases, pero principalmente el amor por el conocimiento es como se pueden gestar las grandes obras.

Por eso, hoy hago un reconocimiento a todos los maestros y maestras del Programa de Licenciatura en Lengua Castellana y en especial a: Clara Lucía Pradilla Torres, Lucilda Rosa Otálvaro, Jorge Castro, Leonardo Monroy Zuluaga, Ligia Rojas Rodríguez, Patricia Coba Gutiérrez, Elsa María Casallas Ortiz, Jaime Amaya Vázquez, Armando Duque Patiño, Gabriel Arturo Castro Morales, Luis Alfonso Cruz Londoño, Gladis Mesa, Jorge Aldemar Sánchez, Elmer Jeffrey Hernández Espinosa, Fabio Moncada, Ramiro Camelo Amézquita Liliana Martínez Granados, Diana Magali Flórez, Adriana Hoyos León, Javier Bejarano, Erika Ramírez Morales, Patricia Méndez, María Tilcia Mesa, Martha Nancy González, Jorge Mario Rondón Herrán, Efraín Herrera Espinosa, Jahen Ssair Morales Torres, César Augusto Zambrano, Oscar Hernando Torres Arango, Nelson Germán Pulido, Hernando Vargas Perea y a su vez otros maestros y maestras que han sido importantes durante mi formación académica como son: Amparo Quintero Padilla, Sandra patricia Martínez Granada, María Jazmín Soto Alvarado, Germán Rubio Guerrero, Nahíma Gutiérrez Castro, Martha Myriam Páez, Benhur Sánchez, Libardo Vargas Celemín, Norma Segades Manias, Martha Faride Stefan Upegui, Nelson Romero Guzmán y Edda Isabel García Zúñiga, porque todos ellos fueron quienes permitieron que yo pudiera acrecentar el espíritu de ciencia y hacer posible que con esmero, pasión, fuerza de voluntad, espiritual y mental pudiera ser un profesional comprometido con el arte de formar, que ayer fue una semilla humana moldeada en valores, principios y conocimientos por ustedes, estimados maestros y maestras.

En vista de ello, considero que hoy soy el fruto de ustedes que se dedicará por el resto de su vida a hacer de aquellos estudiantes que tenga a cargo, también semillas pero las más humanas, las más sensibles y las más inteligentes.

Por eso, quiero que nunca olviden que la grandeza de una Institución depende de los buenos frutos que más adelante nosotros como docentes cosechemos siendo semillas humanas que una vez fueron sembradas por unos maestros que con paciencia, esfuerzo, dedicación y amor han dedicado toda su vida a esta noble labor.

Por tal razón, el compromiso que hemos adquirido hoy no solo con nuestra ciudad sino con nuestra nación merece toda nuestra dedicación y honestidad, porque en nuestras manos está el desarrollo de este país, en nuestras vidas la esperanza de un territorio y en nuestros corazones la fuerza del amor, con las cuales trabajaremos por el bienestar de nuestras comunidades, el desarrollo de sus capacidades y la transformación de la sociedad para hacer de nuestra tierra un mejor país.

En ese sentido, es indispensable que todos tengamos siempre presentes que la humildad debe ser el sueño de toda su identidad, porque nosotros representamos a nuestra familia no sólo aquí sino en cualquier lugar del mundo, tenemos un pasado genético que nos une con nuestra tierra, unas raíces ancestrales que dan cuenta de lo que nosotros somos, unas tradiciones propias de nuestra cultura y un camino que heredaremos una vez nos convirtamos en ciudadanos de mundo.

Finalmente, debemos estar prestos a enfrentar el mundo no con las armas sino con la razón, no con la violencia sino con la pasión, no con la indiferencia sino con el interés de quien ama su país y quiere lo mejor.

Sólo espero que Dios y la Virgen nos acompañen para seguir haciendo realidad todos nuestros sueños.

Bendiciones a todos los que nos aman y muchos éxitos de corazón para quienes siempre creyeron en mí aún en los momentos difíciles, compartiendo conmigo sus alegrías y tristezas, sus triunfos y sueños, sus ilusiones y anhelos, sus proyectos y horizontes.

Mil y mil gracias a todos ustedes por sus manifestaciones de aprecio durante todos estos años de esfuerzo, porque gracias a todos soy quien soy.
Por: Willian Geovany Rodríguez GutiérrezLicenciado en Lengua Castellana
Universidad del Tolima


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

1 comentarios:

Antonio Ricaurte Moncaleano dijo...

Felicitaciones William por su merecida distinción.
Éxitos.

Publicar un comentario en la entrada